martes, 19 de agosto de 2008

Sesion 15: China, desde el Mundo Antiguo al Primer Imperio 2205 A.C. - 221 A.C.

Esta semana dejaremos al mundo mediterráneo y centraremos nuestra atención en China y el Pacífico. Muchos de los temas que hemos analizado serán importantes en este mundo nuevo. Como las civilizaciones del Mediterráneo, China tuvo sus propias tradiciones imperiales. Su imperio se construyó a partir de la guerra, el comercio y el control político. Los chinos invadieron a sus vecinos y éstos los invadieron. Comerciaban con lugares tan distantes mandando caravanas a occidente y barcos en el pacífico para comerciar bienes de lujo. Quizá China fue la primera sociedad tecnológica pues producía cerámica y productos de acero que por rebasaban por mucho a cualquier producto hecho en cualquier parte del mundo hasta el siglo diecinueve. No obstante, aunque China se comerciaba mucho, también cultivaba su tierra como todos los imperios que hemos analizado. China desarrolló ampliamente y de forma intrusita sistemas de dominación que controlaban a los trabajadores rurales. Los ingresos estatales se basaban en la expropiación del superávit agrícola del mundo campesino. Y donde este sistema político no predominaba, China también ejercía una tremenda influencia cultural. Por siglos, el idioma de la literatura, ciencia y gobierno en el oriente era el chino y otras potencias tomaban prestados conceptos chinos para construir sus propios sistemas intelectuales y políticos. Por ejemplo, Corea y Japón le deben mucho al pensamiento chino. Entonces, cuando analizamos a China debemos recordar que si tomamos una visión oriental, China parece que tuvo más influencia en su esfera de poder que todos los imperios que hemos estudiado tuvieron en las suyas.
Antes de entrar en detalle necesitamos analizar a China desde una perspectiva más amplia. China cubre más de seis millones de millas cuadradas y tiene alrededor de mil millones de personas. Dentro de sus fronteras se hablan idiomas de cinco familias diferentes, la Altaica, que incluye al turco y al mongol, la sino-tibetana, la Mon-Khmer, la Malayo-Polinesia y la Coreano-Japonesa. Existen millones de chinos que viven fuera de las fronteras chinas en Singapur, Tailandia, Malasia, Indonesia y Vietnam –todos ellos ahí por tanto tiempo que son tan indígenas como los grupos étnicos que asociamos con estos países. Por tanto, China y las regiones circundantes son producto de una constante mezcla y movimiento de personas, movimientos que son tanto pacíficos como guerrilleros. Y aún así, esta descripción no es lo suficientemente compleja.
Dentro del idioma chino existe una gran diversidad lingüística y cultural. Los chinos hablan una variedad de lo que llamamos dialectos pero frecuentemente estos dialectos no son tan cercanos como lo son, por ejemplo, el francés del italiano. Más aún, las culturas que hablan estos idiomas tienen diferentes orígenes y características pues algunos vienen de las montañas, otros vienen de las llanuras, otros provienen de ciudades y regiones agrícolas. Por tanto China es una mezcla compleja de personas, idiomas, regiones y culturas, y necesitamos analizar la complejidad que está detrás.
Comencemos con la China prehistórica. Registros de actividad humana en el área datan de entre 200,000 y 500,000 años atrás pues el Homo erectus y el Homo sapiens vivieron en esta región. En algún punto entre los años 12,000 y 2,000 A.C. los pueblos de apariencia mongoloide se asentaron esta área. Estos asentamientos produjeron tres culturas diferentes. La cultura Quinglian’gan floreció en el bajo Yang-tsé. La cultura Yangshao apareció a lo largo del río amarillo o Hoang-Ho. La cultura Longshan apareció en el norte de China. Estas sociedades se basaban en gran medida en el cultivo de mijo aunque también criaban cerdos y tenían perros. Estas culturas también desarrollaron técnicas avanzadas de cerámica. El más famoso ejemplo de esta cerámica temprana es de la cultura de Longshan.
La China prehistórica surge de manera lenta de las neblinas de su pasado con la llegada de los imperios protohistóricos alrededor del año 2000 A.C. Digo protohistórico porque aunque existe evidencia arqueológica que apoya a los grandes mitos sobre los orígenes de China, no podemos asegurar las fechas y los nombres. No obstante, en la medida en la que analizamos los orígenes históricos de China necesitamos tomar nota de una estructura básica en la historiografía china: el pasado chino se organiza a partir de las dinastías. Esto puede ser un problema pues el reconstruir el pasado por medio de líderes políticos puede obscurecer temas más grandes que pueden traspasar el límite de una dinastía a otra. A pesar de ello, las dinastías chinas dan marcas convenientes del paso del tiempo y por esa razón organizaré esta sesión y la próxima en base a ellas. La protohistoria china comienza con una serie de reyes míticos, cada uno de los cuales inventó una habilidad particular que era importante para los chinos. Al final de la lista de los reyes míticos viene la primera dinastía china: los Xia. Supuestamente fundada en 2205 A.C. por un hombre llamado Yu, esta dinastía se asentaba a lo largo del río Hoang-Ho o Amarillo. La evidencia arqueológica indica que un reino existió ahí entre los años 2200 y 1750 A.C. Basada en la alfarería, esta sociedad provenía de la cultura Longshan. Su capital fue Erlitu en Honán donde los arqueólogos han encontrado edificios que se asemejan a palacios, tumbas y una serie de recipientes de bronce. Este fue el primer signo de lo que sería el gran arte chino: el trabajo del bronce.
Llegamos a territorio más firme con la primera gran dinastía: los Shang. Las fechas tradicionales para esta dinastía son 1766 a 1122 A.C. Los Shang se traslapan con los Xia y tuvieron una serie de capitales, la más importante en Zhengzhou y Anyang. La evidencia arqueológica indica que Anyang floreció entre los años 1300 y 1050 A.C. La capital Zhengzhou tenía un beaten earth wall de 4 millas de largo. La sociedad Shang estaba estratificada con los gobernantes en la cima y la mayor parte de la población en la base. Los gobernantes se erigían como el centro ritual y político de la sociedad. Responsables de efectuar sacrificios y de llevar acabo las ceremonias necesarias, los gobernantes también eran el centro de las funciones administrativas del gobierno. Asimismo, se hacían rodear con funcionarios especiales que se hacían cargo del reino y dependían de la aristocracia terrateniente para las funciones de defensa. La aristocracia era la clase guerra cuyos miembros se entrenaban regularmente para luchar contra enemigos extranjeros. El ingreso de la aristocracia dependía de las tierras otorgadas por el emperador. Los campesinos producían principalmente mijo y los aristócratas se quedaban con el excedente para comprar equipo o provisiones, lo que era muy caro.
La mayor parte de lo que sabemos sobre los Shang proviene de una fuente sorprendente, los remanentes de las prácticas adivinatorias antiguas. Los Shang practicaban tanto la scapulimancy y la plastromancy. Scapulimancy es la utilización de animal shoulder blades para ver el futuro. La Plastromancy es el uso de conchas de tortuga para el mismo propósito. Los Shang escribían preguntas o afirmaciones en los huesos o en las conchas y aplicaban un instrumento de bronce caliente para quebrar los huesos. El patrón resultante era interpretado como una respuesta para el reino divino. Los historiadores han encontrado y transcrito más de quince mil de dichos huesos., recreando una imagen impresionante de las preocupaciones que la gente tenía en el mundo antiguo. Podría haber más si no fuera por la larga práctica médica de machacar los huesos y tomar el polvo como medicina. Los huesos se llaman “Huesos de dragón” y se creía que tenían altos poderes curativos. No fue sino hasta finales del siglo diecinueve que se estudió a los huesos por lo que realmente eran y fueron recolectados. Los Shang también produjeron una gran cantidad de vessels de bronce cuya calidad es superior a cualquier cosa producida en el mundo mediterráneo en la misma época. Este es un gran argumento sobre los orígenes de la metalurgia, pero probablemente se inventó de forma independiente en oriente y occidente.
La temprana religión de los Shang era politeísta. Había muchas deidades, muchas de las cuales eran ancestros reales que habían muerto. Otros eran espíritus del mundo. Los muertos ancestrales no eran muertos en el sentido en el que los occidentales lo entienden sin oque vivían en un mundo divino separado. Los Shang creían en la vida después de la muerte aunque no era el mundo moral que hemos visto entre los pueblos del Mediterráneo. La práctica de la adivinación puede haber sido un intento para comunicarse con estos espíritus reales.
Tradicionalmente, el periodo Shang terminó con el ascenso de la tercera gran dinastía china: los Chou. El reinado de los Chou es largo y complicado, que va desde 1122 a 256 A.C. Este largo periodo se divide en dos partes: los Chou del oeste (1122-771 A.C.) y los Chou del este (711-221 A.C.) Este último periodo se divide también en dos partes: los periodos Primavera y Otoño (711-481 A.C.) y el Periodo de los Estados Guerreros (403-221 A.C.). Los Zhou surgieron como un poderoso estado antes de que los Zhang cayeran como dinastía. Emigraron hacia un área cerca de los Shang y adoptaron varios de sus métodos. Este es un tema importante para la historia china pues los métodos de cualquier dinastía siempre los tomaba prestados la siguiente y los difundía –y no siempre para beneficio de los que étnicamente eran chinos. Los Zhou eran probablemente un pueblo que hablaba chino pero otros pueblos no chinos casi siempre seguirían el mismo patrón.
Los primeros reyes Zhou fueron el rey Wen y el rey Wu. El rey Wen murió alrededor del año 1043 A.C. y su sucesión fue un momento importante en la historia china pues el rey Wu era el hijo de del rey Wen. Hasta ese momento, la sucesión se había hecho sólo entre hermanos, pero con Wu se estableció el principio de que el poder debía pasarse a las generaciones sucesivas. El hijo de Wu, Zherg, menor de edad, a su vez sucedió a Wu. Esto abrió la puerta a otro príncipe, el duque de Zhou, quien había instituido una política de expansión que se convirtió en el modelo para las siguientes dinastías. Zhou utilizó la diplomacia y la guerra para expandir la influencia de Zhou en el norte de China. Este proceso tuvo implicaciones importantes a largo plazo para la historia China, pues los Zhou tuvieron que depender de la nobleza local para administrar su imperio. Inicialmente, los Zhou utilizaron relaciones de parentesco para mantener a la nobleza bajo control. Un buen ejemplo de esto es el del rey Yi (897-873 BC), quien mantuvo a un duque llamado Ai en agua hirviendo hasta la muerte por insultarlo. No obstante, para finales del siglo noveno, la autoridad había decaído significativamente por lo que las aristocracias locales establecieron estados independientes fragmentando el poder de los Zhou.
Como hemos visto en sesiones pasadas, la fragmentación del poder político casi siempre aparece al mismo tiempo que la llegada de pueblos hostiles. En 771 A.C., un pueblo llamado los Rong atacó a los Zhou, forzándolos a cambiar su capital a una ciudad más al este llamada Louyang. Por tanto, entramos a los periodos de los Zhou del este y a los de Primavera y Otoño. Este cambio fue por supuesto, un signo de debilidad en el reino, y muchos más reinos aparecieron en la medida en la que la autoridad central iba decayendo. En algún momento hubo 170 estados. Este número disminuyó durante los siguientes tres siglos y para el año 403 sólo quedaban siete estados. Con esto comienza el periodo de los Estados Guerreros. Aquí necesitamos tomar nota de algo importante: la distinción entre los dos periodos es completamente artificial. No hubo diferencia en la cantidad de guerras entre los dos periodos. Reconocer este hecho nos permitirá analizar temas más amplios.
Primero, analizaremos a los estados guerreros más importantes: los Qi, un reino poderoso asentado en Shandong, Uno de sus reyes Guan Zhong hizo un cambio fundamental en la organización militar durante el siglo séptimo. Hasta ese momento, la aristocracia estaba involucrada en asuntos de guera, Guan Zhong hizo que el servicio militar fuera obligatorio para todos. Por tanto, apareció quizás por primera vez un gran establishment militar que se basaba en soldados rasos. Esto no ocurriría en Europa sino hasta finales de la Edad Media. Otro reino, el reino de Jin se localizaba en Shanxi. Los Jin también buscaron reformas militares parecidas como resultado de la lucha contra un nuevo enemigo: los Di. Los Di eran un pueblo de las montañas que bajaban a las llanuras y luego se replegaban hacia las montañas para protegerse. El problema para los Ji era que sus carruajes no eran aptos para las montañas. Por tanto, también desarrollaron una infantería basada en los campesinos. En el sur de China estaba el reino de Chu, localizado a la mitad del Yang-tsé. Los chinos del norte consideraba que este reino era, en el mejor de los casos, un reino semibárbaro. Al Oeste estaba el reino de Qin, un dinámico estado reformador que será el centro de nuestra sesión. Irónicamente, los Qin eran considerados como un reino extranjero por las potencias del norte. Esto es irónico, pues fueron los Qin los que le dieron el nombre a China.
Por supuesto, el periodo de Estados Guerreros estuvo lleno de guerras –los historiadores han calculado que China sólo disfrutó de 38 años de paz durante este periodo. En 651, durante el periodo anterior, hubo un intento de revertir la guerra pues un líder, el duque Huan de Qi, llevó acabo una conferencia de señores feudales que trabajaron en un acuerdo para compartir el poder entre ellos. El equilibrio logrado no duró llevando a generaciones de chinos a la guerra por ambos periodos. El periodo de los Estados Guerreros es particularmente importante porque podemos ver el fin de cambios importantes a nivel social y económico. Al principio del Periodo de Primavera y Otoño, la élite política estaba formada por el rey, los señores feudales y ministros hereditarios, y junto con ellos los miembros de la élites se repartían las tareas y la relaciones de parentesco. El inicio de la guerra durante el siglo séptimo comenzó a cambiar todo esto pues las conexiones tradicionales se rompieron. Los gobiernos se volvieron más centralizados y unidades administrativas específicas aparecieron. Junto con este cambio vino el surgimiento de un nuevo tipo de hombre, el shi, frecuentemente traducido como caballero. El shi era un estado burocrático. A pesar de estar bien educados y ser leales al estado, los shi eclipsaron a la nobleza tanto en importancia como en la adquisición de posiciones burocráticas.
Este cambio estaba arraigado a los cambios en las operaciones militares. Con la llegada de grandes ejércitos de infantería, la autoridad estatal central eclipsó al control aristocrático tradicional. Alguien tenía que organizar a toda esta gente y pagar por todo. Nuevas tácticas de batalla surgieron así como nuevas armas con la invención de la ballesta como la espada de hierro y la armadura. Además, desde mediados del siglo sexto aparecieron grandes ejércitos en el campo de batalla, alcanzando supuestamente la cifra de 600,000 hombres. Si esto es cierto, Europa se tardaría 2,300 años antes de producir un ejército de fuerza similar pues nos sería sino hasta que las guerras napoleónicas pudieran lograrlo.
El tamaño creciente de los ejércitos chinos es nuestra señal de que hubo cambios amplios económicos, sociales y políticos. Durante el periodo oriental Zhou, todos los aspectos experimentarían un cambio radical. En la agricultura, se extendió el uso de fertilizantes, se construyeron redes de irrigación extensa y aparecieron herramientas de hierro fundido. Sólo a manera de comparación: el fertilizante no sería utilizado de forma extensiva en Europa sino hasta 1750. Con mayor cantidad de alimentos vino un incremento en el comercio y los pueblos comerciales. Por tanto comenzaron a surgir más pueblos amurallados. Con ello vino una especialización del trabajo y el flujo de dinero. La antigua China desarrolló la primera economía monetizada pues monedas e incluso el papel moneda comenzaron a utilizarse ampliamente. China, por tanto, era un fermento real.
La inestabilidad política y los grandes cambios económicos también llevaron a un gran fermento intelectual cuyos principales productos ustedes han escuchado hablar. El más famoso de los grandes intelectuales chinos de este periodo es Kong Fuzi o su nombre latinizado Confucio (551-479). Confucio fue emblemático en el surgiente grupo de los shi. Para el estado norteño de Lu, él se convirtió en un experto en el ceremonial, la genealogía y en las antiguas enseñanzas antes de entrar al servicio del estado. Eventualmente lo forzaron a exiliarse debido a sus políticas y viajó a lo largo de China juntando seguidores quienes analizaban cada palabra que él les decía. Existen registros que serían compiladosdespués en un texto llamado Analects. Confucio creía que vivía en tiempos agitados. Al voltear a ver el pasado, creía que éste había sido mejor porque mejores reyes habían gobernado. La gente antes estaba educada y cultivada, lo que le ayudaba a entender en qué consistía una buena política. Confucio inyectó en la cultura china un tremendo respeto de aprender de los libros y se convirtió en un tema popular hasta el fin oficial del imperio en 1911.
Confucio fue el pensador más importante de este periodo problemático, pero no fue el único. Mozi (470-391) fue uno de los críticos más duros de Confucio. Confucio estaba interesado en los rituales y en el amor a la familia pero Mozi enfatizaba el amor universal hacia todo. Su crítica es parecida a aquella que hemos visto en los profetas de la tradición judía. Argumentaba a favor de satisfacer las necesidades básicas de las personas y condenaba el tipo de consumo practicado por los shi. Por ejemplo, Confucio argumentaba que la música era central en la formación de un caballero mientras que Mozi percibía esto como un desperdicio de recursos.
La forma de pensar de Mozi nunca se volvió tan popular como la de Confucio pero otro sistema apareció aproximadamente al mismo tiempo y disfrutó de más popularidad. Durante el siglo sexto A.C. surgió un sistema de pensamiento conocido como taoísmo. El tao o camino era un enfoque metafísico hacia la vida que guiaba la conducta humana por medio de la contemplación del Tao. Por medio de la contemplación de la naturaleza se encontraba al Tao y consistía en unirse con la gran sabiduría de la naturaleza. Se cree que el texto taoísta más viejo lo escribió un individuo llamado Lao-tsé, aunque los historiadores ahora creen que en realidad nunca existió. El principio más importante de esta corriente es el wuwei. Esto esencialmente es la creencia de que los gobernantes no deben interferir en la vida cotidiana del pueblo. Si un gobernante lo hace, deja el Tao del buen gobierno.
El último pensador que analizaremos es Mengzi o Mencio (372-289) Mencio hizo tres adiciones importantes al Confucianismo. Primero, el hombre es una criatura moral. Aunque Confucio no era un filósofo inmoral, no enfatizaba el sentido moral del individuo, enfatizando la adoración ritual y ancestral sobre las decisiones individuales. Segundo, argumentaba que el bienestar económico de las personas era el fundamento de un buen estado. Un campesinado contento traía la estabilidad política. Para lograr este fin, defendía el tercer punto, que era la reforma agraria. Mencio creía que las tradiciones antiguas campesinas comunales traían bienestar y por tanto estabilidad política. Esto es importante porque muestra qué tanto había cambiado para los tiempos de Mencio; las estructuras viejas económicas y políticas se habían extinguido y China desarrolló un cuerpo de pensadores que trataban de dar respuestas a los nuevos problemas.
El fin del periodo de los Estados Guerreros nos lleva al fin de la historia china antigua y el inicio del imperio. Lo más importante y dinámico de los Estados guerreros fueron los Qin. Los Qin eran reformadores y la reforma más importante vino en 408 A.C. con una reforma hacendaria fundamental. En ese año, los Qin permitieron que el impuesto a la tierra se pagara en especie en vez de trabajo. Esto permitió que grandes sumas de dinero y materiales entraran a las arcas de los Qin que entonces utilizaron para financiar guerras contra sus enemigos, entre ellos, los Rong. En 403, los Qin también se beneficiaron de la división de un rival poderoso, los Jin, en tres reino, los Han, los Zhao y los Wei. Además, los Qin reclutaron activamente a personas talentosas fuera de su reino. Por ejemplo, en 361 A.C., los Qin reclutaron a un hombre llamado Shang Yang o el Señor Shang, quien se convirtió en el primer exponente de una tradición politica que se convrertiría en el “legalismo”. El legalismo sostenía que no había interés más grande que el del Estaod y que el Estado debía estar organizado en estructuras racionales para maximizar su poder. Bajo los Shang, los Qin crearon el xian, el distrito chino que se estandarizaría muy pronto y el cual estaría gobernado por un funcionario gubernamental en vez de un noble local. Esta reorganización administrativa también trajo grandes beneficios económicos pues el territorio Qin era un gran mercado libre, que incrementaba la actividad económica y, no por accidente, el poder estatal de los Qin.
Los Qin utilizaron su poder para derrotar y absorber a los reinos vecinos. En 256, se anexaron la última prate del antiguo reino Zhou y exintiguió su dinastía. Aparecieron reformas subsecuentes, centralizando más y volviendo más eficiente al Estado. Para 221, los Qin habían derrotado a todos sus enemigos y el rey Zhen tomó el título de Qin Shi Hungdi, lo que esencialmente significaba Primer Emperador de los Qin. Por primera vez, la mayor parte de lo que hoy es China estaba bajo el control de una dinastía. Este es un momento importante, pues a partir de aquí y en adelante una dinastía sería la norma. Aunque habría periodos de divisiones políticas en años subsecuentes, estas divisiones eran consideradas siempre como anormales. Por tanto, para 221 China tuvo su primer estado unificado y había fundado una tradición imperial que guiaba a la política y cultura chinas hasta su fin en 1911. En la siguiente sesión analizaremos al imperio cerca del año 950.