martes, 19 de agosto de 2008

Sesión 17: La India Antigua, 3'000 A.C. - 380/330 A.C.

La India tiene una de las sociedades más antiguas y más complicadas de la historia, algunas de ellas datan del año 3000 A.C. Todavía, el estudio de la historia de la India representa un problema importante: hasta el siglo sexto A.C. casi no tenemos idea de cuándo sucedieron los eventos. Al contrario de Egipto y Mesopotamia, las civilizaciones antiguas de la India dejaron pocos registros de eventos específicos.
La mayor parte de la información que los historiadores tienen para entender el pasado de la India proviene de obras literarias conocidas como los Vedas. La mayor parte de los textos datan del primer milenio A.C. pero no sirven para entender lo que pasó antes del segundo milenio pues la que gente que escribió los Vedas llegó a la India hasta después de 1750 A.C. y probablemente después. Afortunadamente, la arqueología y la numismática han ayudado a llenar el vacío pues los historiadores ahora saben mucho más acerca de la historia de la India entre el año 3000 A.C. y el 1750 A.C.
El pasado antiguo de la India fue descubierto hasta los años veinte cuando arqueólogos indios* (se dice indios porque pertenecen a la India y no hindúes porque esos son los practicantes de una religión llamada hinduismo) y británicos descubrieron la antigua capital llamada Harappa diez metros bajo la tierra al lado de uno de los afluentes del río Indo. Originalmente a esta civilización se le llamó la civilización del valle del Indo, pero ahora se llama harapista en honor del tamaño e importancia de la ciudad. La civilización harapista es una de las más admirables con las que nos hemos topado. Alrededor del año 3000 A.C. comenzaron los primeros signos de vida sedentaria en el valle del Indo pues los tornos y herramientas de cobre se volvieron de uso común. Para 2600 A.C. con un excedente agrícola, los pueblos del sistema del Indo se unieron en la temprana civilización harapista, y este momento sólo puede ser descrito como una explosión cultural. Comenzaron a surgir ciudades grandes y bien planeadas y la civilización harapista se convirtió en un centro económico, involucrándose en actividades comerciales. Para el año 2300 A.C. la civilización harapista entró a su fase de madurez, con la aparición de otras ciudades –importantes y no tanto- alrededor del valle del Indo y más allá. Otra ciudad comparable con Harappa fue Mohenjo-Daro, que también era grande y bien planeada, probablemente tenía 50,000 habitantes en la cúspide de su desarrollo.
La civilización harapista es notable por dos cosas. La primera es que los harapistas construyeron su civilización desde el suelo. La madera para la construcción y piedras no son abundantes en esa parte del mundo. Por ello, los harapistas desarrollaron una técnica de hornear los ladrillos a temperaturas altas. Estos ladrillos tenían un tamaño y forma uniformes y se utilizaban en todos lados. Los ladrillos horneados eran más resistentes que los ladrillos cocidos al sol que los mesopotámicos utilizaban, y esto permitió a los harapistas construir grandes ciudades y obras en los ríos. Aquí subyace la principal razón de porqué los seres humanos se olvidaron de los harapistas: los ladrillos no eran tan resistentes como para durar para siempre lo que significó que casi nada de las ciudades quedara. Además, lo que duró estaba diez metros bajo tierra. No obstante, los arqueólogos han excavado docenas de asentamientos y la foto que surgió es única en muchas formas.
Esto me lleva al segundo aspecto fascinante de la vida en Harappa: la increíble estandarización y uniformidad que la definió. Las ciudades harapistas se ubicaban en un eje norte-sur en donde las calles eran dos veces más grandes que las banquetas y las calles principales eran dos veces más grandes que las calles regulares. Estas ciudades también estaban “zonificadas”. En contraste con la desorganización de muchas otras ciudades antiguas, las ciudades de Harappa tenían zonas comerciales y residenciales así como una ciudadela separada en la que se construyeron defensas y grandes edificios públicos. Además, las ciudades de Harappa tenían grandes sistemas de drenaje, teniendo algunas calles baño en cada casa. Las herramientas y utensilios también eran uniformes, construidos de acuerdo a ciertos estándares que habían sido establecidos por una autoridad central.
Harappa también tenía un sistema uniforme de pesos y medidas que ayudaban al movimiento de bienes por todo el imperio, y había una moneda común de la cual sobreviven varios ejemplares. Debemos recordad que los harapistas hicieron esto en un área mucho más grande que Egipto o Mesopotamia.
Las ventajas de la civilización de Harappa la convirtieron en una potencia económica fuerte no sólo en el Océano Índico pero también en el Mediterráneo y en el Golfo Pérsico. Los registros sumerios del tiempo de Sargón I mencionan el comercio con Meluhha, que muchos académicos creen que se refiere a Harappa. Otra evidencia interna indica un gran comercio. Los arqueólogos han descubierto miles de sellos que los harapistas utilizaban para finiquitar transacciones económicas. Estos sellos indican que la sociedad harapista estaba centralmente organizada con algún tipo de autoridad política controlando los aspectos básicos de la vida económica, aunque no queda claro cómo funcionaban estos controles.
El poder económico y el control central de la civilización harapista hacen que su declive y desaparición sean desconcertantes. Por razones que los historiadores no comprenden, la civilización de Harappa se colapsó en algún momento alrededor del año 1750. Sus ciudades fueron abandonadas y quemadas de tal forma que los restos de la existencia de Harappa desaparecieron. Hay un pedazo de tentativa evidencia en un apéndice de los primeros Vedas, el Satapatha Brahmana, donde el poeta ario habla de una gran inundación:
Cuando Manu estaba lavando sus manos una mañana, un pequeño pez llegó a sus manos junto con el agua. El pez rogaba por protección al decirle a Manu: Rear me. Yo te salvaré. La razón era que el pequeño pez era propenso a ser devorado por peces más grandes y requería de protección hasta que creciera. Pidió vivir en una jarra y después, cuando creció, en una charca y finalmente en el mar. Manu actuó de esta manera. [Un día] el pez previno a Manu de una inundación futura y le aconsejó que preparara un barco y entró en él cuando vino la inundación. La inundación surgió en el momento predicho y Manu entró en el barco. El pescado entonces nadó hasta él y ató una cuerda del barco a su cuerno y pasó rápidamente por la montaña del norte. Ahí Manu fue dirigido para que subiera a la montaña después de asegurar la nave a un árbol, y desembarcó sólo después de que el agua bajó. De acuerdo con esto, gradualmente descendió y por tanto la pendiente de la montaña norte se llama Manoravataranam o el descenso de Manu. Las aguas disminuyeron los tres cielos y sólo Manu se salvó.
Esta historia se parece mucho a la historia de la gran inundación que hemos visto en la Epopeya de Gilgamesh, pero no necesariamente provino de Mesopotamia. Las inundaciones son comunes en la India durante la época de los monzones por lo que una historia sobre inundaciones es muy común. La evidencia arqueológica señala que sí hubo algún tipo de inundación después de 1750 A.C. y esta historia fue escrita después de que la civilización de Harappa ya hubiera muerto. Puede ser que esta historia sobre la inundación fuera un eco del mundo que se había ido cuando el siguiente pueblo llegó a la India. Se
El siguiente pueblo son los arioss. Los arios llegaron a la India en algún momento entre 1500 A.C. y 1300 A.C. probablemente del área hoy conocida como Hindu Kush. Se cree que los arios destruyeron la civilización de Harappa pero la evidencia arqueológica no apoya esta hipótesis. Como ya he discutido en otras sesiones, el término ario es una designación lingüística y el idioma que estos arioss hablaban, el sánscrito, está relacionado con el persa así como casi todos los demás idiomas hablados en Europa. El sánscrito es parte de una familia de idiomas que hoy llamamos Indoeuropea.
Los arios eran un pueblo pastoril y nómada, bueno para montar a caballo y criar animales. También sabían como utilizar carruajes, lo que los hizo muy buenos en la lucha. Desde aproximadamente el año 1500 A.C. en adelante, los arios llegaron en oleadas dirigiéndose al sur y al este, eventualmente llegando al valle del Ganges. Si creemos en los Vedas, el libro que escribieron los arios, entonces también eran un pueblo violento. Sus dioses principales eran Agni, el dios del fuego e Indra, la diosa de la luz, y exaltaban la superioridad militar y las grandes batallas. Esto puede ser exagerado. Cuando los arios entraron a la India probablemente hubo grandes batallas y mucho bandidaje pero también parece que hubo una gran cooperación y coexistencia entre los pueblos.
Sin embargo, lo que queda claro de los Vedas es que los arios se sintieron totalmente diferentes y superiores de las poblaciones nativas. Después de someterlos, los arios les dieron el nombre peyorativo de dasa, o de forma alternativa, dasyu. Para los arios, estos términos describían a las personas que eran de estatura baja, de piel obscura, de nariz chata, poco refinados y no hablaban un idioma inteligible.
En contraste, los arios eran altos, blancos, finos, y tenían mejores dioses y caballos. Esta no es la primera vez en que un pueblo pastoril se sentía superior a uno sedentario y agricultor. Lo mismo era cierto en la Península Arábiga hasta el advenimiento del Islam. De hecho, los nómadas han tenido un desdén pronunciado por la gente de la ciudad y por los granjeros. Los arios originalmente se asentaron en el Punjab, un área que hoy es parte de Pakistán. El Rig-Veda parece indicar esto con una referencia a Sapta-Sindhu o la tierra de los siete ríos. Posteriormente, se movieron hacia el este y comenzaron a asentarse en el valle del río Ganges. Otros Vedas como los Brahmanas y los Upanishads hablan de este gran cambio hacia el este. Lo que es importante acerca de esto es que la cultura aria y las formas sociales se esparcieron lentamente entre las poblaciones nativas. Por tanto, comenzó la larga asociación de la India con los tres énfasis arios, el sacerdocio, la jerarquía social y el idioma sánscrito.
Para entender los efectos de esta dispersión en la India tenemos que ver el Rig-Veda, que fue escrito alrededor de 1100 A.C. El Rig-Veda reporta las experiencias arias después de su llegada a la India (No hay ningún reporte de los arios anterior a ese). El lugar donde esto se lleva a cabo es el territorio entre el valle del Indo y el valle del Ganges, y de acuerdo con el texto, sólo hay dos tipos de personas, los arios y los de piel obscura. Las estructuras sociales de los arios se basaron en la mentalidad guerrera. La casta superior era por supuesto la de los guerreros o skatriyas. El siguiente nivel eran los sacerdotes o brahlmans seguido de los agricultores o vaishyas. La única división infranqueable era entre los arios y los no arios. Esta estructura básica de castas creció más con el paso de los años, con la casta más baja, los parias o shudra marcando la división original entre los arios y los demás.
Algo importante que debemos tener en mento acerca de los Vedas es su conexión con el surgimiento posterior de los Brahamanes. Los vedas eran un telón de fondo poético para rituales religiosos estatales, y cada ritual era una plegaria a los dioses para obtener algún tipo de favor. Una falla en la entonación o una palabra olvidada podría ser desastroso para el Estado en su conjunto (¡Y eso sin mencionar a la persona que cometió el error!). Esto ponía un gran incentivo en conocer los textos védicos y las formas exactas para todos los rituales. Por tanto solamente los brahamanes llegaron a la cúspide de la sociedad india. En la medida en laque la sociedad aria se volvió sedentaria y disminuyeron las gueras, los castrillas comenzaron a ver a los brahamanes como fuente de legitimidad. Los líderes de los clanes, conocidos como rajanya se volvieron en grandes patrones de los brahamanes, ofreciéndoles ganado, caballos, oro, mujeres esclavas y orgías rituales inspiradas por una bebida alucinógena llamada soma. Gradualmente, dicha “magnificencia” se volvió obligatoria para todos los reyes no solamente como signo de su riqueza sino como prueba de su poder continuo. Lo que es importante acerca de esto es que la búsqueda del favor divino por medio de los brahamanes se convirtió en el camino para legitimar la soberanía territorial y la ideología de la monarquía. De forma lenta, los líderes de los clanes cesaron de serlo y se convirtieron en reyes. Esto tendría consecuencias importantes después del siglo sexto.
La influencia aria en el norte de la India se hizo clara alrededor del año 900 A.C. pues durante este año y hasta el año 520 A.C., las estructuras sociales y la unidad cultural que comúnmente asociamos con la India se volvieron claras. Dos grandes epopeyas védicas nos ayudan a entender estos cambios, el Ramayana y el Mahabharata. Cada uno de estos Vedas se refiere a héroes arios a quienes se les negó su derecho a ser reyes y se les obligaron a exiliarse antes de regresar al poder. Lo que vemos en estas epopeyas es cómo una sociedad basada en clanes lidió con el problema de la sucesión. En una sociedad de clanes la monarquía es más importante que la sucesión directa, y la sucesión estaba basada en una serie de factores que estaban más allá de la primogenitura. Los clanes empezaron a perder influencia y quedó un mundo en el que competían nociones alternativas a la monarquía. Algunas áreas de la India desarrollaron monarquías “electas”, que los historiadores llaman de forma no rigurosa repúblicas. Otras áreas, siguiendo las historias reales que comenzaron con Manu, desarrollaron ideologías reales completas y reyes. De forma lenta, los reyes ganaron en la competencia diaria, probablemente porque estaban mejor organizados que las repúblicas y eran menos susceptibles a crisis políticas. Los reyes también tuvieron acceso a más recursos pues la ideología real hizo que los impuestos basados en los clanes a los botines de guerra cambiaran por impuestos regulares a lo producido. Pero los Vedas nos muestran lo complicado que fue este proceso que se desarrolló por siglos antes de su resolución final.
Para el año 600 A.C. con el ascenso de los reyes arios y la expansión de la cultura aria surgió un renacimiento urbano que no había sido visto en la India desde los harapistas. Este renacimiento apareció de forma más fuerte en el Este, pues loa arios habían cambiado el centro de gravedad de la India al Ganges. Había ciudades en el valle del Indo pero el ímpetu estaba en otra parte. Aparecieron fuertes hechos de tierra en el Este para proteger a las ciudades individuales. Sin embargo parecía que los arios habían perdido el método de cocer ladrillos en el horno pues las nuevas ciudades fueron construidas con barro y madera.
No obstante, surgieron nuevas formas de cerámica y se incrementó el comercio de forma dramática. Este incremento del comercio inclusive afectó la forma del sistema de castas. Ahora el rajá y sus sirvientes estaban a la cabeza. Los brahamanes (ksatriya) eran los siguientes. Después los comerciantes se unieron al rango de los granjeros conocidos como Vaisya. Finalmente, hasta abajo se reagruparon dos categorías. Eran, por supuesto, los sudra o los parias. Pero los sudra se habían convertido en una categoría intermedia que existía debajo de los dasa, que ahora sólo eran esclavos. La economía india nunca fue tan dependiente de los esclavos como era el caso de la antigua Grecia o Roma, pero esto se debió en gran medida al hecho de que la mano de obra ya se había organizado de otra forma. Por ejemplo, los granjeros no podían dejar su posición de casta de granjeros. Esto no los ataba a la tierra como los campesinos medievales europeos, pero tampoco les dejaba muchas otras opciones.
Para 520 A.C. podemos hablar de una India en el sentido que hoy tenemos de ella, tanto externa como internamente. Externamente, es durante este periodo que aparece la palabra India. El término sánscrito para el área del valle del Indo era, como ya dije, Sapta-Sindhu. En persa, la “s” en Sindhu se volvió “H”, dejando la palabra Hindú. Cuando este término pasó de los persas a los griegos, la “H” se fue completamente dejando la raíz ind que finalmente se volvió India. Alrededor del año 520 A.C., el rey persa Dario I, a quien ya he mencionado en referencia a los antiguos griegos, conquistó el Punjab, refiriéndose a esta área como Hidu. Darío atestiguó esto en una inscripción en Persépolis fechada alrededor del año 518. Por tanto, esta era otra conexión entre el mundo Mediterráneo y el mundo del Océano Índico, pues los soldados indios lucharon en los ejércitos de Jerjes, participando en las batallas de las Termópilas y la de Platea. Además, Darío adquirió el Punjab y esto da la primera fecha real en la historia de la India. Internamente, vemos que el sistema de castas indio había alcanzado su forma madura. Desde este punto en adelante, las divisiones básicas que primero aparecieron con los arios más de mil años antes se volvieron fundamentales para la vida y cultura indias. De hecho, el sistema de castas todavía domina la vida diaria de la India, a pesar de que mucho ha cambiado.
Si nos hacemos a un lado por un momento, algo que podemos decir acerca del siglo sexto es que ocurrieron cambios importantes en el norte de la India. La economía creció, potencias extranjeras invadieron, el sistema de castas se endureció y varios reinos nativos aparecieron para competir entre sí por poder y gloria. Un ejemplo del fermento que comenzó aquí es la pequeña ciudad de Taxila, que se localiza 30 km. fuera de lo que hoy es Islamabad. La riqueza de Taxila se derivó del comercio, pues estaba situada en una ruta que iba por Afganistán. Esta ciudad se convirtió en un gran punto de entrada para las ideas de potencias occidentales, como Persia. Un ejemplo de ello es la importación de la escritura
Aramea para el idioma sánscrito. Taxila también fue un lugar reverenciado para el aprendizaje pues los estudiantes viajaban hasta ahí para aprender sánscrito. Taxila se jactaba de tener grandes pensadores, como Kautilya quien escribió un texto clásico de la India sobre cómo el arte de gobernar en el siglo tercero A.C. y Panini, quien escribió la gramática sánscrita fundamental en el siglo cuarto A.C. Su trabajo fue considerado tan profundo que fue llamado Samskrta o “perfeccionado”, de donde se deriva el nombre sánscrito.
Se volvió parte de la búsqueda de legitimidad política el lograr una conexión con Taxila para los estados indios. Un ejemplo de ello es el reino de Magadha, que se localizaba más al Este, entre el Ganges y los bosques de Chota Nagpur. Durante el siglo sexto, este pequeño reino se expandió, atacando a los reinos vecinos como Licchavis, cuya capital era Vaisali. Con el tiempo, este reino se expandió hacia el sur hasta la Bahía de Bengala, al norte de Nepal y a lo largo del Ganges. Este reino comenzó con el rey Bisambra, quien fue sucedido por su hijo Ajatashatru. Ajatashatru cambió la capital del reino a Pataligrima, gastando grandes sumas de dinero en embellecer a su ciudad. Su sucesor continuó su trabajo, pero no sabemos por cuánto tiempo. Ajatashatru murió en alguna parte entre el año 380 A.C. y el 330 A.C. y sabemos que un sudra de nombre Mahapadma Nanda usurpó el trono, reclutando a un gran ejército que utilizó para extender las fronteras de Magadha. De acuerdo con reportes contemporáneos, el ejército de Nanda consistía en una infantería de 200,000 hombres, la caballería de 20,000, 2,000 carrozas de cuatro caballos y 6,000 elefantes de guerra. Para 326 A.C. Nanda utilizó este ejército para extender Magadha e incluir gran parte de la cuenca del Ganges e India central.
La historia del reino de Magadha es importante por dos razones. Primero, fue eclipsada después por la primera gran y universal dinastía de los Mauryas, cuyo reino comenzó en 320 A.C. Segundo, fue el reino de Magadha que dio forma al destino de una de las figuras históricas más importantes de la India. Esta persona es el gran pensador religioso Siddharta Gautama, de quien probablemente han oído como Buda o el Iluminado. Así, del fermento intelectual y político de los siglos sexto y quinto A.C. vino a la India el primer gran imperio y una de las grandes religiones mundiales. Analizaremos estos temas la próxima clase.