martes, 19 de agosto de 2008

Sesión 1: Mesopotamia y el creciente fértil

Bienvenidos al curso Historia de las Civilizaciones: desde la prehistoria hasta 1650. Cubriremos casi cinco mil años de historia en este curso, y para dar sentido a este gran extensión necesitamos empezar con algunas diferencias importantes. Este curso comienza con dos cambios cruciales, uno es de la prehistoria a la historia y el otro es el cambio de la vida nómada a la civilización sedentaria. ¿Qué quiero decir con esto?
Comenzaré con la historia. Hace aproximadamente 10,000 años los seres humanos comenzaron a mantener registros simples de sus vidas diarias, como transacciones económicas marcadas en barro. Alrededor del año 3,400 AC estos registros se habían vuelto más complejos, incluyendo nombres de gobernantes, lugares, dioses, leyes e incluso apareció literatura inscrita en barro o en piedra, en pieles de animales y después en papel. Por tanto, cuando hablamos acerca de la entrada de la humanidad en la historia, lo que realmente estamos diciendo es que seguimos el proceso por el que los humanos produjeron y registraron distintas culturas. Ahora analizaré el concepto de civilización. ¿Qué se supone que significa? Utilizo civilización en un sentido restrictivo, al definirlo como las condiciones de vida que hicieron la cultura humana posible. Estas condiciones son la agricultura, la domesticación de plantas y animales; el urbanismo, vivir en pueblos y villas; la escritura que hace posible acumular conocimiento y transmitirlo; la división del trabajo, el excedente de una granja que permite a los mercados especializarse en algunos productos; finalmente la maestranza del trabajo de los metales, que hizo a los seres humanos ser más productivos y peligrosos entre sí, como veremos.
Entre el año 10,000 y el 35,000 A.C., por razones que desconocemos, algunos de nuestros ancestros aprendieron a domesticar plantas y animales y comenzaron a asentarse en aldeas pequeñas en y alrededor de lo que hoy es el Medio Oriente. Aparecieron pequeñas comunidades agrícolas en el área que hoy comprende Irak, Siria, Egipto, Irán y Turquía. Entre estas aldeas, aquellos localizados en Mesopotamia dieron el primer salto conocido a la civilización y por tanto a la historia.
Pero, ¿por qué esta región? ¿Por qué Mesopotamia y no otro lugar? Había otras aldeas pequeñas en otras partes del mundo como en China y Japón. Nadie lo sabe con certeza pero la respuesta puede provenir del clima y del acceso al agua. El Medio Oriente era más templado hace 50,000 años, lo que hizo posible que gente primitiva construyera su vida en la intemperie. La razón principal, sin embargo, fue el acceso al agua fluvial. La tierra entre el Tigris y el Éufrates de hecho está localizada ligeramente abajo del nivel del mar. Esto hizo posible irrigar grandes áreas por medio de un sistema complicado de diques y represas. Sin embargo, también significaba que las personas tenían que cooperar, usualmente con un muy alto grado de organización. Los diques mal mantenidos podrían romperse en un área robándole al área circunvecina el agua necesaria. Más aún, ambos el Tigris y el Éufrates eran ríos impredecibles. Cambiaban de curso e inundaban irregularmente. Cualquier daño derivado de estas irregularidades tenía que ser reparado rápidamente para que la gente no muriera de hambre. Todo esto sugería que aunque el creciente fértil era potencialmente muy rico, se necesitaba mucha cooperación para desatar su potencial. Mesopotamia es sólo un comienzo, pero incluso ahí comenzamos a ver algunos temas generales que serán importantes para comprender el periodo completo que estamos analizando. Cuatro características sobresalen por su importancia: (1) agua, (2) gobierno, (3) religión, (4) comercio y (5) conquista. Desde el momento en que la primera civilización surgió del fango de los ríos de Mesopotamia, estos factores se combinaron para presentar a los seres humanos grandes oportunidades y grandes peligros. El gobierno hizo posible un fondo y dirigir los recursos hacia necesidades específicas. La religión permitió a las personas definir su lugar en la sociedad y en el universo, dando significado a un mundo hostil. El comercio incrementó la riqueza económica y cultural de las sociedades. La conquista, por extraño que parezca, hizo lo mismo pero con costos significativos. En la medida en la que avancemos con Mesopotamia y cada civilización subsiguiente, querrán tener en mente cómo estos factores se conjuntaron para dar forma a la historia que analizaremos.
La primera civilización humana conocida en Mesopotamia es la sumeria, que es el nombre antiguo para esa región del sur de Mesopotamia. Los sumerios hablaban la lengua sumeria. La gente que hablaba esta lengua llegó a Mesopotamia alrededor del año 4000 A.C. Probablemente provenían del Cáucaso, pero eso no es seguro. Sólo sabemos que no eran semíticos y que no tenían conexión con otros pueblos que vivían en la región. De cualquier forma, la gente ya había estado viviendo en esta región desde aproximadamente el año 5000 A.C., y con el flujo de colonizadores sumerios el área rápidamente se convirtió en un área mixta racialmente. Por tanto, no es relevante imponer la fascinación moderna con la raza en este periodo. Más aún, incluso antes de la llegada de los sumerios la gente local había comenzado a convertir sus aldeas en ciudades. Eridu era una de ellas. Tenía un templo masivo que probablemente se convirtió en el modelo de la arquitectura sumeria posterior. Este templo es importante para nuestros fines, pues llama nuestra atención por la importancia de la religión en la vida diaria y en la organización pública. La religión dominó a los sumerios a fondo, y esto tendría efectos importantes en las civilizaciones posteriores. Otra ciudad clave fue Uruk, que también tenía un gran templo que alardeaba de sus pilares de ladrillos hechos de barro con ocho pies de ancho. La importancia cultural de la ciudad se atestigua por el hecho de que fue nombrada en la Biblia, aunque ahí se le llama Erek.
Por tanto, había ya una fundación sólida en áreas en las que los Sumerios podían construir, y para mediados del cuarto milenio A.C. comenzamos a ver cambios en las estructuras de la vida diaria que nos dicen que estamos ante una civilización totalmente desarrollada. El primer signo claro que tenemos es la proliferación de la cerámica. Sabemos de la cerámica porque los arqueólogos descubrieron en Uruk una gran cantidad de vasijas de cerámica, llamadas vasijas de Uruk. Para aquellos con gustos estéticos, eran realmente tontas y comparadas de manera poco favorable con cerámica más vieja, que era más libre y más artística. Estas vasijas eran feas, en parte, porque se producían en masa en un torno estándar. La importancia de este cambio no puede ser sobreestimada, pues nos muestra que la economía sumeria había sufrido varios cambios alrededor del año 3500 A.C.; sus éxitos en la agricultura permitieron apoyar a un grupo entero de personas que no producían bienes agrícolas. Esto revela el grado de complejidad que ninguna otra área había desarrollado.
El segundo signo es la aparición de la escritura. Los sumerios no tenían papel, pero escribían en barro, pues los arqueólogos han descubierto literalmente miles de tablillas de barro en las que se encuentran registros de una gran variedad de transacciones económicas. Estas tablillas son por lo general libros de contabilidad que registraban intercambios de bienes y servicios, precios, pago de impuestos, que son ejemplos de qué tan complicada se había convertido la vida de la gente. La importancia de esta complejidad creciente es evidente en la misma historia de la escritura sumeria. La escritura temprana tomó la forma de pictogramas, con imágenes representando un objeto en particular. Durante los próximos quinientos años, sin embargo, los sumerios hicieron un logro sorprendente; se alejaron de las imágenes y desarrollaron una escritura abstracta llamada cuneiforme. Esta palabra viene de la palabra griega para cuña.
Los sumerios utilizaban la punta de un junco con forma de cuña para imprimir cuñas directamente en el barro húmedo. Un grupo de cuñas forman un símbolo particular. Cada símbolo vino a representar un sonido particular, en vez de una palabra.
Para el año 3000 los sumerios habían inventado un sistema fonético de escritura. Este fue un logro de gran importancia porque les permitió combinar sonidos de una forma que hizo a su lengua más flexible, lo que a su vez apoyó una cultura más compleja.
La cultura sumeria se convirtió en algo tan complejo, que de hecho, su lengua se convirtió en un sinónimo de civilización; vivió por siglos entre los académicos, incluso después de que los sumerios habían desaparecido, llenando el mismo papel que el griego tuvo en el mundo romano y el latín en el mundo medieval europeo. Los letrados hablaban por definición sumerio. Remanentes de esta gran importancia cultural persisten incluso en los idiomas modernos europeos. La forma original de la palabra alcohol, por ejemplo, se remonta a una palabra sumeria—prueba positiva de que la cerveza, el licor y el vino son uno de los pilares constructores de la civilización.
Analicemos ahora la historia política de los sumerios. La historia sumeria comienza alrededor del año 3500 A.C. y finaliza alrededor del año 2000 A.C. Este periodo está dividido en tres fases. La primera fase va del 3500 A.C. al 2400 A.C. Al comienzo de este periodo las ciudades comenzaron a florecer y a luchar entre ellas, y como producto de esta competencia surgieron las ciudades fortificadas y el uso de la rueda en batalla, con el desarrollo de carrozas de cuatro ruedas. Originalmente, la civilización sumeria parece haber tenido algunos elementos democráticos, pero para el 3000 A.C. surgieron los reyes. Esto probablemente fue el resultado de la necesidad de orden que la guerra y el creciente tamaño de la economía mandaban. Estos reyes pelearon entre sí hasta que solamente quedaron algunos. Para el 2400 A.C. los sumerios entraron en una nueva fase, en la medida en la que un pueblo semítico, los acadios, conquistaron Mesopotamia. Como resultado de esta conquista, uno de los grandes reyes de la historia surgió, Sargón I, y con él comenzó una procesión interminable de gobernantes imperiales en el mundo antiguo. El poder de Sargón se basaba en la organización estatal, pues juntó varias ciudades-estado y generó recursos para incrementar su poder. Su éxito resalta dos temas importantes para nosotros. Primero, los sumerios se beneficiaron políticamente de la administración de Sargón, pues la idea de la monarquía universal les dio orden. Segundo, Sargón muestra cómo los conquistadores acostumbraban absorber la cultura de los que conquistaban, pues se convirtió en un rey sumerio. Otros ejemplos de esta tendencia vendrán después en la India, China y Roma. Lo que esto sugiere en general es que la conquista no siempre destruía civilizaciones, como uno esperaría, sino que también creaba condiciones para su mejoría. Sin embargo, aunque para muchos de los modernos les puede disgustar esta noción, en el mundo antiguo la guerra era el medio fundamental para el intercambio cultural.
Con el ascenso de los acadios, los sumerios entraron en su segunda de las fases principales, y aquí vemos el ascenso del poder real y la primera aparición de lo que ahora llamaríamos Estado. Los acadios usaban las estructuras sociales y políticas básicas para crear un ejército profesional. El estado recaudaba dinero por medio de los impuestos y los utilizaba para comprar armas, algo que era muy importante en un mundo nómada en el que otras poblaciones violentas estaban al acecho. El ejército sumerio era extremadamente efectivo y una de las razones para ello era que los acadios habían desarrollado una nueva arma, un arco combinado hecho de madera y cuernos de animal. Podía lanzar más lejos y más acertadamente que otros arcos. Esto resalta otro tema que será recurrente, el papel de los avances tecnológicos simples en darle a una civilización una ventaja sobre otra. No ahondaré en este asunto ahora pero deben tenerlo en cuenta. Sin embargo, como ya he hecho notar antes, lo que es importante para la cultura sumeria es que los acadios inyectaron en los sumerios la tradición semítica de la monarquía que habían traído con ellos desde la Península Arábiga. Los efectos de esto se sentirán de manera fuerte después.
La hegemonía acadia cayó después de dos siglos pues otro pueblo, los gutianos, bajaron de las montañas en el norte y derrotaron a los ejércitos acadios alrededor del año 2200 A.C. Con el colapso del ejército acadio, la soberanía regresó a manos de los sumerios pero por poco tiempo. Los académicos llaman a este periodo el neosumerio y durante este periodo el centro cultural sumerio fue la antigua ciudad de Ur. De alguna manera, los sumerios se vengaron de sus conquistadores, pues el primer rey de la tercera dinastía de Ur se hizo llamar rey de Sumeria y Acadia, aunque no es exactamente claro lo que esto significó. Pero es importante notar que esta fue la época dorada de los sumerios, pues vemos un impacto profundo de las ideas semíticas de la monarquía. Los templos antiguos fueron reconstruidos y ampliados, gracias al incremento en los impuestos y en el gasto. Los nuevos reyes sumerios construyeron ziggurats enormes, las pirámides sumerias, para exaltar el estatus y también encargaron grandes obras de arte para consagrar su parecido. Más aún, la caída de los acadios también permitió que los sumerios extendieran una vez más su influencia política más allá de sus fronteras, con tributos viniendo de ciudades tan lejanas como Susa y Biblos. Para el año 2000 A.C. los sumerios probablemente tenían la cultura más avanzada en el mundo. Ciertamente, era una de las más respetadas.
El último florecimiento de los sumerios tuvo un fin abrupto alrededor del año 2000 A.C. Los elamitas, una tribu de la región montañosa de Irán y con la que los sumerios habían estado en conflicto por rutas comerciales, tomaron la ciudad de Ur, y con ello los sumerios desaparecieron como Estado y como cultura independiente. Pero quizás la prueba más relevante de la importancia de los sumerios es la manera en la que estimuló el cambio entre sus vecinos. Los acadios habían llegado a la Península Arábiga y fueron transformados por su contacto con los sumerios. Otra tribu semítica, los amoritas ayudaron a derrocar Ur y se establecieron en áreas alrededor de Damasco y Babilonia. Una rama importante de este reasentamiento fue el ascenso de Babilonia. Aquí probablemente encontramos al más famoso de todos los reyes de la antigüedad, Hammurabi, quien se convirtió en gobernante alrededor del año 1792 A.C. En su cumbre, este imperio se extendía desde Sumeria hasta Asiria y se localizaba alrededor de las ciudades de Nínive y Nimrud en el Tigris y Mari en el Éufrates. El invento cultural más famoso de Babilonia fue el código de Hammurabi que fue esculpido en monumentos públicos en escritura cuneiforme. Babilonia difundió muchos de los logros sumerios. Otro ejemplo es su gran trabajo en la astronomía y matemáticas. Los babilonios podían predecir eclipses lunares con gran exactitud. Lo que quiero mostrar con esta digresión (excursus) sobre Babilonia es cómo la aparición de una civilización pone a otras en movimiento. Otros imperios pidieron prestado y/o robaron lo que dio origen al surgimiento y caída de nuevas civilizaciones.
Ahora, para regresar a los sumerios; antes mencioné que el lenguaje sumerio mantuvo su importancia cultural por siglos, incluso después de la caída del imperio mismo. Ahora analicemos el contenido que está detrás de este prestigio. Uno de los productos culturales más importantes es su religión. Ciudades como Uruk y Ur desarrollaron una serie de ideas religiosas que se esparcieron a lo largo del Medio Oriente. Los sumerios, por ejemplo, dieron una importancia enorme a la adoración de dioses y a la construcción de templos grandes, alrededor de los cuales las ciudades crecieron. La religión y la vida pública estaban profundamente entrelazadas. En los templos de las ciudades sumerias se hacían sacrificios para los dioses, esperando ganarse sus favores. Esto podría haber tenido sus orígenes en el ambiente difícil en el que vivían. Como ya he mencionado antes, los ríos se inundaban de forma irregular y a un alto costo. Apaciguar a los dioses, en un intento por mantener a los ríos bajos control, tenía mucho sentido. Sin embargo, más importante es el desarrollo de una clase sacerdotal junto con estas necesidades percibidas. Los sumerios eran probablemente el primer pueblo en asociar su Estado y civilización con las prácticas religiosas, y en muchos sentidos, estas prácticas religiosas se incrustaron en la economía.
Los templos se convirtieron en grandes consumidores de materias primas, una tendencia que se reflejaría en las pirámides de Egipto, y podríamos agregar a la lista a las catedrales de Europa. Existen historias de que un templo sumerio utilizó cedros de Líbano y cobre de Anatolia. Por tanto, en muchos sentidos, la estructura religiosa sumeria desarrolló formas de extender la influencia general sumeria.
Las exportaciones sumerias también incluyeron a los dioses. Para el año 2250 A.C. los sumerios desarrollaron una religión complicada en la que los dioses representaban fuerzas naturales y el rol del hombre fue complacer a los dioses. Originalmente cada ciudad sumeria tenía su propio dios. Esta situación se transformó en un panteón, con los dioses teniendo propósitos específicos. Por ejemplo, Ishtar era tanto la diosa de la guerra como del amor. Los dioses más importantes eran tres figuras masculinas, Anu, Enil y Enki. Anu era el padre de todos los dioses. Enil era el señor del aire, constructor del mundo y Enki el dios de la sabiduría y las aguas calmadas; el mantenía el orden que Enlil había creado. Como discutiremos en un momento, muchas de estas ideas fueron exportadas a otras culturas por medio de historias y en la literatura.
Una de las contribuciones más importantes de esta religión fue que el arte sumerio religioso trajo al mundo the first true likenesses of human beings. Desde esta tendencia a mostrar a las formas humanas viene el interés sumerio en mostrar los aspectos de la vida diaria. Es desde las pinturas sumerias que conocemos que los hombres generalmente estaban afeitados y usaban pieles de animales. Las mujeres también usaban pieles, doblando una parte de las pieles sobre su hombro. También vemos actividades sociales, como fiestas con bebidas, en las que los hombres se sentaban sobre sillas a beber vino en copas. Muchos de estos temas artísticos e intereses se pasaron a los pueblos vecinos.
Los sumerios también hicieron una gran cantidad de avances técnicos importantes. Construyeron las bases de las matemáticas al desarrollar una técnica para expresar un número por medio de su posición y signo. (Por ejemplo, utilicemos el dígito uno para representar valores diferentes dependiendo de donde el lugar decimal esté, aunque el sistema de numeración sumerio se basaba en el seis). Los sumerios también desarrollaron un método para dividir los círculos en seis partes. Este sistema es el fundamento de nuestro sistema moderno de reconocimiento y geografía, que usa horas, minutos y segundos que están basados en el seis. Los Sumerios también produjeron innovaciones importantes en la construcción. Su tecnología de ladrillos hizo posible la construcción de grandes estructuras por primera vez. El gran ziggurat de Ur medía 250 por 200 pies en su base. El primer ejemplo conocido del torno para modelar arcilla también data de los antiguos sumerios, al haber sido encontrado en Ur. Este también es el primer registro que tenemos del hombre utilizando el movimiento circular. Para el año 3000 A.C. los sumerios también utilizaron la rueda para transportar objetos, una innovación que después aplicaron a la milicia. Los sumerios también inventaron el cristal y comenzaron a utilizar el bronce también alrededor del año 3000 A.C.
Por tanto, en cualquier aspecto de la civilización antigua, Sumeria estaba a la cabeza y exportaba sus ideas a otras culturas. Afortunadamente, tenemos uno de sus más importantes exportaciones, la primera obra escrita en el mundo, La Epopeya de Gilgamesh, que leerán para la sección de discusión. Cuando lean el texto, quiero que tomen en cuenta qué clase de sociedad habría escrito este texto. ¿Qué imagen de los sumerios surge de esta historia? ¿A qué le tenían miedo estas personas? ¿Cuáles eran los fines de relato? ¿Hay algunas características de esta historia que se encuentren en otros mitos? Todas estas preguntas se unen en los temas de los que he hablado hoy. La próxima vez, discutiremos la historia de otra civilización: el antiguo Egipto.